Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Perro comienza a ladrar en el jardín de la casa – cuando la abuela entiende por qué toma al niño y corre

Que los perros son los mejores amigos del hombre, es algo bien conocido actualmente. Y lo demuestran día a día con muchos ejemplos.

Mira sino a nuestro protagonista Slayer, un pitbull que jugaba con otro perro amigo Paco y el hijo pequeño de la familia.

Cuando descubren algo, empiezan los dos perros a ladrar convirtiéndose por ello en los héroes del día.

Era un día soleado, Slayer, un pitbull, jugaba fuera de la casa con el perro amigo Paco y el hijo de la familia. De repente Slayer observó una sombra en el césped. En un principio no le prestó mayor atención pero un instante después se dio cuenta que algo no estaba bien.

Los dos perros comenzaron a ladrar y se pusieron delante del niño en posición defensiva, al mismo tiempo que la sombra en el césped seguía acercándose cada vez más.

Fuente de la imagen: Facebook

En el suelo reptaba una enorme y venenosa serpiente que se acercaba a Paco y a Slayer. Mientras que los perros ladraban salió la abuela de la casa, tomó al niño en sus brazos y lo llevó a la la casa. 

Pero cuando volvió fuera para ver que pasaba con Slayer y Paco su peor pesadilla se hizo realidad.

Fuente de la imagen: Youtube

Slayer y Paco habían sido atacados por la serpiente venenosa – ahora solo era cuestión de tiempo que el veneno comenzara a hacer efecto.

Identificaron a la serpiente como cabeza de cobre, una serpiente venenosa que habita en Norte América. La serpiente es conocida por su gran temperamento, y ya vemos el mal carácter que demostró al enfrentarse con Slayer y Paco. Lograron matar a la serpiente, pero esta había mordido a los dos perros y pronto el efecto del veneno iba producir sus efectos.

Fuente de la imagen: Youtube

La familia se dio cuenta de que no tenían mucho tiempo y se trasladaron de inmediato con los perros al veterinario quien les envió a urgencias. La cabeza de Slayer se estaba hinchando y su respiración era cada vez más débil. Por suerte en urgencias, que quedaba a 40 minutos de la casa, se hicieron cargo de los dos perros, proporcionándoles los cuidados que necesitaban e inyectándoles un contraveneno.

A Paco se le dio el alta el mismo día. Slayer tenía muchos problemas para tragar. El pitbull luchaba por volver a la normalidad lo antes posible. Cada día mejoraba un poquito más y la familia esperaba que se reestableciera totalmente del ataque. 

Fuente de la imagen: Youtube

Sin estas maravillosas mascotas, muchas y terribles cosas podrían suceder a nuestros hijos. 

Por suerte estos fantásticos y leales perros, se desviven por protegernos a nosotros y a nuestros hijos.

Paco y Slayer son realmente unos héroes. ¡Comparte por favor si tú también estás de acuerdo!