Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Ve un cachorro congelado en el parque – cuando se acerca y le mira las patas sabe que tiene que correr

Nunca podré entender que se abondone a un perro, pero además me parece especialmente cruel cuando se trata de animalitos con dificultades especiales, que tienen incluso más difícil buscarse la vida o encuentrar un hogar. 

Pero yo siempre pienso que por cada demonio que hay en este mundo, hay tres ángeles, y uno de esos ángeles fue el que pasó al lado de Crosby en la fría noche de invierno en la que fue abandonado. 

Era una noche muy fría de invierno cuando un paseante vio un cachorrito solo y asustado en un parque. Lo habían abandonado. Este buen samaritano llamó entonces a los servicios de control de animales. 

Pero Charlie, como llamaron al perrito, no era un cachorro como los demás, tenía las patas arqueadas, lo que le dificultaba caminar y moverse. 

patas

Charlie pasó unos primeros días en un refugio, asustado y confuso. Pero poco a poco comenzó a coger cofianza, a sentirse más y más cómodo con el resto de perritos y el personal.

Los veterinarios estuvieron estudiando varios tipos de tratamientos para corregir sus patitas deformadas. Finalmente se decidieron por el menos invasivo y le escayolaron las patas. 

tumbado
escayolas

Con la ayuda y el amor de sus cuidadores y los demás perros, Charlie fue convirtiéndose en un cachorro normal, feliz y juguetón.

jugueton

Es maravilloso verlo evolucionar e integrase con los demás perros.  

dormir

Y el amor de sus cuidadores fue muy importante en su recuperación.

amiga

Sin embargo llegó un momento en el que comenzó a quitárse las escayolas. Cada vez que le ponían unas nuevas, se las arrancaba. Así que el veterinario decidió quitárselas y ver si sus músculos se habían fortalecido.

Y así fue. Con paseos diarios y muchas horas de juegos, las patas se fueron poniendo más y más fuertes. 

nuevo

Sus patas ya lucen mucho mejor. 

gafas

Y entonces se produjo la magia. Una familia vio la foto de Charlie y se enamoraron de él. No sabían nada de su duro pasado, solo supieron al instante que era su perro. 

Ahora lo han rebautizado y su nuevo nombre es Crosby, y pasa sus días bien alimentado, ejercitado y querido. Pero el refugido en el que fue cuidado está siempre ahí para él, dispuesto a quedarse con él siempre que la familia lo requiera por alguna necesidad. 

familia

Esta podría haber sido otra triste historia de abandono, sin embargo se convirtió en una preciosa historia de recuperación, amistad y amor gracias a todas las personas y profesionales de gran corazón que lo cuidaron e hicieron posible que Crosby encontrase un hogar seguro y con mucho amor. 

Y es que todos podemos hacer algo por convertir este mundo en un lugar mejor. ¡Comparte si estás de acuerdo!

La Blibia de los Animales y Newsner estamos siempre de parte de los animales. Pon un 'me gusta' si tú también lo estás.