Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Le hicieron un tatuaje de henna negra a la niña en las vacaciones – sufrió daños graves

Hace unas semanas la familia inglesa Gulliver viajó a Egipto para tener unas buenas vacaciones en el sol. Llevaron a su hija Madison, de 7 años.

Pero las vacaciones no resultaron como la familia se imaginaba. 

En mitad de las vacaciones la mamá tuvo una inflamación en la vesícula biliar y la tuvieron que llevar al hospital. 

Sus hijos, Sebastian de 7 años y Madison, de 7 años, estaban a su lado cuidandola.

Cuando dejaron el hospital los padres querían darle algo a sus hijos para aagradecerles por toda la paciencia que habían tenido. 

En el hotel de la familia uno se podía hacer tatuajes de henna. Es un tatuaje temporal con lindos motivos, que se puede quitar fácilmente.

Los padres pensaron que era algo seguro ya que no es un tatuaje permanente. Además la henna es natural y todo se sintió muy serio como era el salón del hotel que hacía los tatuajes.

© Youtube/Good Morning Britain

Los niños estaban muy contentos con sus tatuajes de henna. Pero en la noche al niño le empezó a picar el brazo y decidieron quiatrele el tatuaje. Madison no tenía problemas con su tatuaje. 

Una semana después la familia regresó a Inglaterra y entonces el tatuaje de Madison empezó a picar. Los padres también vieron como su piel alrededor del tatuaje se había puesto rojo. Se lo quitaron y le echaron una crema para calmar la irritación.

El día después el brazo había empeorado mucho. Madison tenía ampollas grandes en el brazo, como si estuviera quemada. 

© Youtube/Good Morning Britain

Los padres se preocuparon y empezaron a leer sobre tatuajes de henna en la red. Rápidamente entendieron que la henna podía ser mucho más peligrosa de lo que se imaginaban. 

Madison había tenido un tatuaje con “henna negra”. A diferencia de la henna normal la henna negra contiene PPD, la misma substancia que hay en muchos colores de pelo. PPD está prohibido en Inglaterra, como puede causar reacciones alergicas en la piel. 

Pero la familia no tenía ni idea de esto cuando compró los tatuajes en Egipto. 

Llevaron a la hija al hospital y la vio un médico especialista en quemaduras. La situación era tan grave que tuvieron que cortarle las ampollas grandes para tartar las quemaduras debajo. 

© Youtube/Good Morning Britain

Su papá cuenta que la hija fue muy valiente durante el tratamiento.

– Ella quería ver lo que hacían los médicos y no podían hacerla mirar a otro lado. Ella fue muy valiente y dijo varias veces “aquí perdieron uno”, cuenta el padre. 

En una entrevista con Good Morning Britain Madison mostro cómo su brazo está hoy. 

© Youtube/Good Morning Britain

Los médicos creen que puede tardar hasta dos años antes que la piel de Madison se ponga normal otra vez. Probablemente no le van a quedar cicatrices. 

Después del tatuaje de henna Madison se ha vuelto sensible a otras substancias también. Entre otras ha reaccionado contra la penicilna, lo cual nunca ha hecho antes. 

El papá de Madison ahora advierte a otros padres de nunca dejarle hacer tatuajes de henna en otros países. 

– No vale la pena, cuenta.

Esto no es la única vez que la henna ha causado problema. En abril una mujer, Sophie Akis, se hizo un tatuaje de henna en Marruecos que le cuasó graves daños. Ella también quiere advertir de no utilizar henna negra. 

Yo misma he visto cuando turistas se hacen estos tatuajes cuando he estodo de viaje. Me parece que son muy lindos, y me pudiera hacer uno. Pero después de haber visto esto entiendo que no vale la pena. 

¡Ayuda a advertir a otros sobre la henna negra, para que nadie tenga que pasar por lo que Madison pasó!